PISCIS


Piscis es uno de los signos más sensibles y receptivos del zodíaco.


De hecho su elemento es el Agua, es el elemento más receptivo de todos, asociado con el mundo interior y con los aspectos emocionales de la existencia. El agua no tiene forma propia, se adapta a su envase, ésta cualidad le confiere a Piscis su flexibilidad y adaptabilidad a distintas personas y ambientes; algo que le da la capacidad para entrar en empatía con otros seres humanos, mejor dicho con otros seres vivos, ya que piscis es un signo que también se interesa frecuentemente por el cuidado de los animales y la naturaleza.

Difícilmente Piscis sea indiferente frente al dolor o sufrimiento ajeno, suelen ser psicólogos naturales, al poder prestar oído atento y dar consejo a otros. Básicamente es un signo muy humanista. Sin embargo, Piscis puede llegar a involucrarse tanto emocionalmente con los demás al punto de terminar absorbiendo los conflictos ajenos., y por otro lado suele ser bastante influenciable e impresionable frente a todo tipo de influjos. Será de suma importancia el rodearse de ambientes positivos.

Piscis es soñador, místico y romántico, por lo tanto puede tener sensibilidad artística y estética. Su punto débil es que no suele ser lo que se dice un signo pragmático, a la hora de concretizar, tomar decisiones o enfrentar situaciones hostiles muchas veces prefiere simplemente evadirse o postergarlo de alguna manera. A veces se verá a si mismo como alguien más débil de lo que verdaderamente es, y tendrá el desafío de ir reconociendo su fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida.

De esta manera podrá evitar el proyectar en los demás las cualidades positivas que él mismo cree no poseer. Muchas veces este mecanismo esconde cierta baja autoestima, pero a la vez termina idealizando a personas que lo rodean y muchas veces atribuyéndoles características que en verdad los otros no poseen y que muchas veces finalmente los hacen sentirse “defraudados”. En el ámbito del corazón Piscis tiene sentimientos profundos, necesita de vínculos que le permitan obtener intimidad y contención emocional; será por la profundidad de sus sentimientos que es uno de los signos a los que más le cuesta afrontar separaciones y asumir el final de una relación.

Piscis deberá ampararse en creencias hacia metas superiores o de servicio a los demás, para contrarrestar su tendencia a los bajones anímicos. La dualidad de este signo lo llevará a vivenciar estados anímicos cambiantes, pero también esto le da una capacidad multifacética por la cual encontramos tantos actores y excelentes intérpretes de papeles sumamente diversos que pertenecen a Piscis.

Piscis representa las creencias, la fe y las esperanzas, por eso básicamente su verbo es Creer: creer en las personas, creer en una filosofía, ideología, religión o su propia forma de espiritualidad. Su planeta, Neptuno representa como arquetipo los sentimientos espirituales, la compasión y el sacrificio por los seres sufrientes, así como también neptuno representa el mundo de las fantasías como por ejemplo el cine, pero también las “visiones” e intuiciones que proviene del inconsciente para dar una guía y orientación a nuestro Ego cotidiano.

A veces sin darse cuenta puede engañarse a si mismo, recortando la realidad y siendo algo parcial en sus juicios. si eso sucede serña bueno recuperar la objetividad frente a los hechos, y animarse a vivir la realidad que nos toca, o si no nos gusta, jugarnos por intentar modificarla.

ACUARIO

Acuario muchas veces se define como el “rebelde” del zodíaco. Luego del orden y el compromiso capricorniano, luego de haber edificado los cimientos y estructuras, aparece este signo que cuestionará mucho de lo construido por su antecesor. Simbólicamente, esto no necesariamente representa el romper estructuras (aunque no vamos a negar que muchas veces sí lo logra hacer) al menos en la mayoría de los casos habrá en Acuario una necesidad de renovarse e innovar. Es por ello que podemos decir que los acuarianos miran hacia el futuro, y muchas veces cuando esta tendencia es llevada al extremo acuario puede olvidarse de vivir el presente y ahí sí que tendrá que volverse sobre sus propios pasos para reencontrarse con el Aquí y Ahora.

Aclaremos que acuario a pesar de tener un nombre “acuático” es un signo de Aire, y justamente en el área de las emociones y sentimientos no es donde se desenvuelve con más comodidad. Ya que es un signo lo bastante desapegado como para caer en exceso de sentimentalismo o romanticismo, además teme perder algo, lo más preciado que es su propia Libertad, por eso evitará los vínculos excesivamente demandantes. Esto no significa que los acuarianos sean anti-sociables (como muchas veces lo es su signo antecesor), en realidad acuario puede desenvolverse como pez en el agua (siguiendo con las metáforas del agua) en el área de las relaciones humanas, amistades, vínculos con colegas, grupos, etc.

Muchas veces me encontré charlando con Acuarianos que me decían: “lo que yo quiero es crear algo, inventar algo, hacer algo diferente”, esto es el motor que los impulsa a estar en movimiento. Como es un signo muy idealista, muchas veces sufre al darse cuenta de que el mundo está muy alejado del Ideal. Aquí se da un casi eterno dilema entre lo que es y lo que debería ser, esto los hace muchas veces muy críticos (¿acaso creían que sólo los virginianos tenían derecho a crítica?).

Sus planetas regentes son Saturno (el regente tradicional) y Urano (co-regente). Uranos es el que rompe con lo caduco, con las rigideces y esquemas rígidos que nos atan al pasado. Saturno, en cambio, en Acuario representa las nuevas estructuras a construir, luego de que el paso de urano haya introducido todas la reformas necesarias.

El gran desafío para los aguadores es lograr concretizar sus anhelos y visiones y poder plasmarlas en carne y hueso, ya que muchas veces no ponen en practica lo que predican con tanta vehemencia. Acuario viene a enseñarnos que todos formamos parte de una gran familia que es la familia Humana.

CAPRICORNIO


Capricornio es un signo del elemento Tierra, regido por el planeta Saturno. Está representado por una cabra, rige la Casa X 


Algunas de sus características son:

Sensatez, practicidad, constacia, tenacidad, disciplina y austeridad (ánimo espartano). La energía capricorniana tiende a la cristalización, a la rigidez y a negar su sensibilidad y delicadeza de su sis emociones, hasta muchas veces perder contacto con estas si no hace el trabajo de incorporar la ternura,gno opuesto complementario (Cáncer).

Entre los signos del zodíaco, Capricornio es un signo que no suele tomarse las cosas a la ligera, sobre todo aquellas obligaciones que atañen a su trabajo, profesión o metas personales. Por ser un signo de tierra (como Tauro y Virgo), Capricornio tiende a ser concreto, pragmático, podría decirse con los pies en la tierra, siempre buscando construir basándose en su estructura interior. Como siempre, la tierra corre el peligro de volverse demasiado recelosa del mundo material, lo cual a veces hace que el capricorniano se preocupe tanto por este ámbito que termine descuidando otras esferas de su vida. Si bien gusta de la tranquilidad en lo material, no suele ser un signo para nada ostentoso, sino más bien austero lo que lo hace un excelente administrador.

Capricornio es exigente consigo mismo y con los demás, siempre buscando llegar un poco más alto, ambición que lo empuja a esforzarse por superarse e intentar ser cada vez mejor en lo suyo. En este camino de autodesarrollo deberá prestar atención a no descuidar sus afectos y sus necesidades afectivas (con las cuales suele costarle ponerse en contacto) ya que antepone el deber al placer. Por otro lado, el compromiso con sus responsabilidades lo lleva muchas veces al lugar de jefe, capataz, autoridad, que transmite un mensaje claro, seguridad y generalmente es algo exigente a los demás.

Capricornio tiene cierta veta por la que busca ser reconocido por los demás (aunque no siempre estará seguro de ser merecedor de una apreciación tan elevada, como en el caso de Leo), intentará ser realmente bueno en algo.

Además de los intereses concretos y palpables, capricornio suele interesarse por adquirir conocimientos que le permitan subir un nuevo peldaño en la escala social, o en un nivel más espiritual, en la escala de su propia evolución personal. Es por ello que encontraremos muchos capricornios interesados no sólo en temas “materiales” sino también en filosofía, ciencias, metafísica, entre otras disciplinas. De ahí el misteriosos símbolo de la cabra, que sube lentamente y de manera solitaria (no como las ovejas que avanzan en rebaños) y la cola de pez que le confiere, a la vez, la posibilidad de poder acceder a las profundidades.

En cuanto a los vínculos afectivos, suele ser reservado de sus sentimientos. Deberá evitar reprimir sus sentimientos, ya que en ese caso la falta de expresión emocional lo hará parecer algo indiferente o frío. Buscará generalmente un vínculo que le aporte cierta cuota de estabilidad o seguridad, y sabrá dar sostén a los suyos.

Su planeta regente, Saturno el dios mitológico considerado el anciano sabio o el maestro, está ligado al arquetipo del padre lo cual le confiere sus actitudes paternales o protectoras. Es probable que la vida acostumbre a los capricornianos y capricornianas a hacerse cargo de los demás de alguna manera (independientemente de la edad que tengan). Mostrar su costado maduro les servirá mucho para superar las pruebas, hasta que sienta que las mochilas o cargas se han vuelto demasiado pesadas. Entonces la vida deberá enseñarles a delegar, confiar más en los otros, a relajarse y no querer tener todo bajo control.

 

¿Qué es una Carta Natal?

La Carta Natal muestra la posición exacta en la que estaban los astros en el momento en que nacimos. Define nuestras tendencias, talentos y debilidades. Para muchos,representa un destino inalterable; para otros, la apertura de múltiples potenciales,desafíos y posibilidades.

La Carta Astral –o Natal- es una foto instantánea del cielo “tomada” durante nuestro nacimiento. Según los astrólogos, es un gráfico donde se reflejan la posición del sol, la luna y los planetas en conexión con  la bóveda celeste y el horizonte del lugar en el que llegamos al mundo. La orientación de estos astros influye, condiciona y determina diferentes aspectos de nuestra vida personal y social.

Orientación estelar

Para la astrología, todos tenemos tres signos con respecto a la ubicación astral. El solar, que se define por la posición del astro rey, es el que habitualmente conocemos como “nuestro signo” y define la esencia más profunda; el lunar,que marca nuestras emociones y sensibilidades; y el ascendente, que se define por la hora del nacimiento  y determina nuestra personalidad social, nuestro temperamento y la manera en que nos mostramos al mundo.

En este esquema quedan grabados nuestros potenciales, debilidades, aptitudes y defectos. Pero… ¿Para qué sirve esta información? Muchos astrólogos están convencidos de que demarca de manera inamovible nuestro destino. Verdadero mapa de vida, esta Carta permite analizar las posiciones planetarias -y sus relaciones- a partir de cálculos científicos y nos brinda la posibilidad de conocer, de manera profunda y reveladora, las características más íntimas de nuestra personalidad. Muchos otros creen que es el punto de partida para tomar decisiones correctas que concuerden con nuestras tendencias y gustos. La Carta Natal funciona, según esta corriente, como una guía, como el punto de partida para tomar medidas adecuadas en lo profesional, lo privado y lo familiar. La creen una herramienta útil de autoconocimiento que nos permite saber, incluso, lo que nuestro devenir nos depara para la salud, el dinero y el amor.

Cómo se hace

La Carta Natal es un círculo (zodíaco) dividido en los doce signos que conocemos. Con los datos exactos del momento y el lugar en que nacimos, ésta se vuelve a separar en doce sectores llamados “Casas”. Cada una de ellas corresponde a diferentes aspectos de la vida  cuyo significado se modificará  en relación a los planetas y los signos que las ocupen.  

La interpretación de este mapa se basa en el análisis de tres diferentes combinaciones: relación planeta-signo, relación planeta-planeta y relación planeta-casa.

En la primera, se cruzan las características del astro con las zodiacales. Un ejemplo: supongamos que la luna (lo emocional, lo psicoafectivo) está enGéminis (que se caracteriza por la indecisión y la rapidez), esto nos habla de una persona emocionalmente indecisa, inestable y que realiza cambios rápidos.

En la segunda, se analizan las relaciones de los astros entre sí: el resultado son los “Aspectos”. Éstos pueden ser relajantes o armónicos ó tensionantes (cuando hay cuadraturas u oposiciones).

Finalmente, se estudia la ubicación de cada planeta con respecto a las Casas. Cada una se conecta con diferentes planos de la vida y éstos se verán caracterizados  de acuerdo a las particularidades astrales.  

Toda esta información, según los expertos en astrología, nos permitirá conocer -y conocernos-, enfrentar los desafíos que encontremos teniendo en cuenta cómo somos y así poder, en definitiva, ser dueños de nuestro destino.

Los astros y su significado

El Sol. Padre del sistema solar, representa la autoridad, el poder, el yo profundo, la conciencia universal y la soberanía.

La Luna. Reconocida como la Gran Madre,  representa lo femenino, la imaginación y las emociones.

Mercurio. Mensajero de los dioses, refleja la capacidad intelectual, el gusto por los viajes, la comunicación y el poder de la palabra.

Venus. Diosa del amor, representa la energía sexual, la armonía entre las personas y lo artístico.

Marte. Luchador por excelencia, representa el dinamismo, la magnificencia y la destrucción.

Júpiter. Dios de la grandeza de espíritu, representa la disciplina, la voluntad y el juicio.

Saturno. Maestro celestial, representa la estabilidad, la concentración y la disciplina.

Urano. Dios de la ciencia, representa los cambios, lo inesperado y el progreso.

Neptuno. Dios de los abismos del subconsciente, representa el desorden.

Plutón. Dios de la luz y las sombras, representa lo trascendente y la elevación cósmica.

Las Doce Casas

Casa I: la personalidad.

Casa II: los recursos, los bienes y la situación económica.

Casa III: lo intelectual y la comunicación

Casa IV: la familia

Casa V: el amor, las relaciones sentimentales y la creatividad

Casa VI: la salud y el esfuerzo

Casa VII: el matrimonio y las relaciones sociales

Casa VIII: crisis

Casa IX: la educación superior

Casa X: la profesión y el éxito

Casa XI: los amigos

Casa XII: las limitaciones

Si deseas conocer tu carta natal y así aprovechar mejor tus talentos y  superar tus debilidades, así como también aprender a aprovechar las oportunidades que se te presenten, eligiendo las fechas correctas para iniciar o concluir proyectos, vínculos, sueños y demás, comunicate a info@guiaastrologica.com

Revolución Solar y las Tendencias del Año

La revolución solar o retorno solar es cuando el sol se pone en grados y minutos exactos en la posición en la que estaba en el momento del nacimiento de la persona ese año.

Es decir, las personas nunca cumplen los años a la misma hora, ya que el Sol rara vez este a la misma hora que la persona nació en mismo grado y minuto, y a veces se cumplen los años un distinto al que se nació, por ejemplo , los años bisiestos.

La revolución solar es el mapa del Cielo marcado por la posición exacta del sol en grados y minutos que en el momento que nacimos.

Ya varia si estamos en una Ciudad distinta y/o País. A veces es conveniente cumplir los años en otro lugar para tener un año mas propicio.

Una vez que tenemos calculada la posición del Sol exacta, analizaremos el mapa del Cielo ese día, de ese año, en esa ubicación geográfica y podremos sacar un pronostico para ese año Solar. Año Solar es desde nuestro cumpleaños al siguiente.

Cómo es Géminis corporalmente…

Movedizo, inquieto, divertido, “eléctrico”…

Motrizmente es una persona más bien inquieta, movediza, divertida, que tiende a reírse y a manifestar ciertos rasgos infantiles y juguetones.

Siempre parece tener menos edad de la que tiene y es difícil encontrarse con un Géminis antipático. De hecho, ser simpático en Géminis no es una virtud, sino que simplemente “es una energía simpática por naturaleza.” Si ésta energía comunica, tiene que ser simpática.

Géminis será una persona que hablará mucho, moverá mucho sus manos, será chispeante, chistoso, divertido.  Puede parecer naif muchas veces, casi infantil. Es el eterno niño del zodíaco.

SAGITARIO

Sagitario es un signo extrovertido y se vincula al elemento FUEGO. Su regente es Júpiter y es un signo MUDABLE.

Este es un signo que de alguna manera “resuelve” las temáticas de sus dos signos anteriores: Libra y Escorpio, ya que es un signo de armonía y potencia a la vez.

La tendencia psicológica de la persona de sagitario será la de ser muy idealista, pudiendo en el afán de sostener su ideal, caer en la negación de la realidad.

 Sagitario es el signo posterior a Escorpio, cuya esencia es el conflicto, y el desafío de la energía sagitariana será la de integrar en sí misma el conflicto y el dolor (temáticas bien escorpianas) sin perder la fe,  la alegría y la confianza. Sagitario necesita comprender los procesos, las situaciones, las relaciones. Necesita encontrar el sentido de todo. Necesita ordenar de alguna manera la realidad para que todo lo injusto y doloroso tenga un por qué y un para qué y sirva para un bien mayor.

Sagitario es puro movimiento, su energía lleva implícita la consciencia de que la muerte (Escorpio) forma parte de la vida, y la vida siempre continúa en un eterno fluir.

La verdadera energía sagitariana tiene fe porque intuye y comprende que existe algo mayor y amoroso que nos abarca y trasciende, y no porque lo diga ningún libro sagrado, escrituras, ni textos religiosos.

El desafío para Sagitario es animarse a fluir con el movimiento de la vida, renunciar al control,  a querer manejarlo todo y entregarse al presente tal cual éste se manifieste, ya que detrás de toda circunstancia subyace un aprendizaje, un por qué y un para qué.  Es un signo resiliente por excelencia, ya que de las circunstancias más adversas sabe salir fortalecido y mucho mejor. 

Sagitario recoge los pedazos después de la destrucción escorpiana y arma el “rompecabezas” encontrando en el panorama general un sentido a la realidad por más difícil e intrincada que parezca.

A Sagitario le encanta viajar, y no para llegar a un destino sino por el hecho de estar en movimiento y disfrutar de la experiencia del viaje. Una figura muy sagitariana es por ejemplo la película Forrest Gump. El personaje corre, se pone en movimiento, fluye y justamente lo hace cuando se encuentra en circunstancias conflictivas. Ese movimiento del correr lo “saca” del conflicto y al final todo tiene un sentido que ni él mismo sabía que tenía ni lo estaba buscando tampoco. Forrest Gump corre porque intuitivamente le nace hacerlo, y al hacerlo es seguido por otros que ven el él un guía. Sagitario guía sin saber que lo está haciendo. Es un guía por naturaleza, un maestro,  pero es de esa clase de maestros que enseñan con el ejemplo y no a través de los libros.

La misión profunda de Sagitario es la comprensión de nuestra naturaleza humana, y su aceptación integral, tanto de su luz como de su oscuridad.

sagit

 La vida como escuela

 La comprensión profunda de que siempre se pierde o muere algo para que otra cosa renazca y ésta es esencial para Sagitario.

Sagitario confía en la abundancia de la vida, pero no como algo estático que acumula,  sino como pura potencialidad en constante manifestación e inmanifestación: vida/muerte/renacimiento. Sagitario intuye ésta verdad por eso se entrega de manera gozosa, pletórica, abundante porque en ese fluir encuentra el sentido. Es un signo básicamente optimista e idealista.

Su dificultad psicológica radica en que muchas veces en lugar de buscar comprender “lo que es” puede pretender comparar la realidad con sus “ideales”, y ésta diferencia entre lo “real” y lo “ideal” muchas veces lo deprime.

SAGITARIO2

Si bien Sagitario es una energía que tiene direccionalidad, (el símbolo del arquero y la flecha), no es el blanco al que la flecha se dirige, sino que es el movimiento mismo, de ahí el ejemplo tan claro del personaje de la película Forrest Gump, quien corre sin tener realmente una meta, si no que lo hace por el impulso de hacerlo, y con una direccionalidad intuitiva aparentemente irracional o ilógica. Entonces, la energía sagitariana no se refiere al punto de llegada sino que se refiere al viaje mismo, sabiendo en lo más profundo que “todo va a estar bien”, y que existe un sentido para ese viaje.

Misticismo, creencias sostenedoras y religión es lo que está detrás de la psicología sagitariana. La certeza de que “algo me protegerá”, de que todo es para bien, de que finalmente acontecerá un final feliz.

 Cuando Sagitario se cristaliza en sus ideales, surge el fundamentalismo. Esto es peligroso porque se aparta de su verdadera esencia que es ver la realidad tal cual es y a los demás tal cual son y aún así seguir siendo optimista y confiado. El fundamentalista no acepta nada ni nadie que no encaje en sus ideales, que por más bonitos que sean, son imposibles de encarnar, por el solo hecho de ser ideales. Cuando Sagitario confunde lo ideal con lo real puede tornarse depresivo o hasta peligroso. Depresivo se vuelve al entrar en contacto con la realidad y percibir la distancia entre ésta y sus  ideales,  y peligroso cuando en el afán de hacer que encajen uno con el otro se transforma en déspota y fundamentalista.

Cuando Sagitario deja de estar tanto en lo mental (que es donde cobran vida sus ideales) y comienza a conectarse más con su corazón, con lo intuitivo, con lo aparentemente irracional, es cuando comienza a dejarse llevar por lo auténtico, y a fluir en la dirección correcta, transformándose en guía para otros, aún sin saber que lo está siendo. Otra tendencia negativa de Sagitario es la de negar el dolor, lo negativo y el conflicto de manera sistemática, volviéndose muy “maníaco” en el sentido de querer estar siempre bien sin enfrentar lo que debe, generando así una gran ansiedad y angustia en su interior, que hasta no ser abordada no cesará. 

Existen dos clases de sagitarianos: la típica persona alegre, amante de las fiestas, de risa fácil y extrovertida, gozosa y abundante, muy afecta a los viajes, el deporte, la vida al aire libre, y que suelen “ocupar mucho espacio”; y ese otro tipo de Sagitario ingenuo, naif, que piensa que siempre alguien lo salvará de cualquier situación difícil, piensa con excesivo entusiasmo y suele caer en excesos, que pueden llevarlo a adicciones como la del juego, las apuestas en las carreras de caballos y demás. Sagitario, como Piscis, suelen caer en excesos, aunque por diferentes motivos: Sagitario por pura exageración , mientras que Piscis lo hace para evadir la dura realidad.

 Sagitario es un dador de sentido. Busca justicia, trascendencia y un orden mayor.

Comienza a madurar cuando comprende que no es negando el dolor como se alcanza la alegría, sino que es justamente viviendo plenamente las experiencias conflictivas y atravesándolas hasta el final, como  logra comprenderlas y así trascenderlas encontrando un sentido justo a lo vivido.

Si Sagitario tiene la valentía de enfrentar el dolor, lo oscuro y lo negado comienza  su “viaje del héroe” cuya meta no es otra que el encuentro consigo mismo. Cuando la persona de Sagitario llega a comprender su energía, lo que hace en lugar de querer adaptar a los demás y a las circunstancias a sus ideales, es justo lo contrario: adapta sus ideales a la realidad, volviéndose suficientemente flexible, “móvil” y “fluido como para cambiar y adaptarse a las situaciones, personas y complejidad de la vida y aún así permanecer optimista, confiado, alegre y abundante. Esto incluye integrar la parte dolorosa y conflictiva de la vida encontrando un sentido para cada experiencia por más difícil que ésta esa.

PALABRAS CLAVE:

Optimismo, justicia, valores, ideales, trascendencia, movimiento, sentido, alegría, abundancia. Viaje, maestro, guía, aprendizaje.

SI TE GUSTÓ DALE “ME GUSTA” A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK!

OTROS SIGNOS:

ARIES

TAURO

GÉMINIS

CÁNCER

LEO

VIRGO

LIBRA

ESCORPIO

 

 

ESCORPIO

INTEGRANDO LA SOMBRA

El regente de Escorpio, al igual que en Aries, es Marte, pero con el descubrimiento de los nuevos planetas, también se le ha adjudicado la regencia de Plutón.

En Escorpio la energia se concentra, es “femenina” pero extremadamente “activa”. Es un signo que pertenece al elemento Agua. Escorpio es un signo “fijo”, y es el octavo signo del zodíaco, en consecuencia, su símbolo tiene que ver con el infinito.

 Escorpio trae a la luz todo aquello que la conciencia niega. Obligando a hacerse cargo de todo lo “excluido”. Ahora, ¿qué es aquello que queda ecluido de la conciencia? Todo aquello que la conciencia no puede hacerse cargo por sentirse avasallada: “el dragón”.

 El encuentro entre la conciencia y todo lo que quedó fuera de ella por ser prohibido, oscuro, temido deberá ser integrado en Escorpio para que el movimiento continúe.

Lo primero que excluye la conciencia es “la muerte”. Escorpio, como primer elemento, implica la presencia de la muerte, la totalidad de la vida que implica tambipen la muerte. En el momento escorpiano del zodíaco, ya no se puede negar nada. En Escorpio la evidencia del ciclo vital que incluye la muerte es ineludible. La energía escorpiana es la comprensión de los ciclos. Es una energía que tiene como sustancia básica el enfrentarse con todo lo que la conciencia niega, tanto lo preconciente como lo que va más allá de la conciencia. Esto va a incluir la muerte, la pulsión, el instinto, la vida, lo inconsciente, pero también los estados que van más allá de la conciencia: lo desconocido. Todo lo que es desconocido y misterioso, lo que no puede ser comprendido ni explicado.

De alguna manera Escorpio es una energía asociada a dos corrientes que se encuentran, y la primera manera de encontrarse es el enfrentamiento, la lucha. Así, una manera de simbolizar a Escorpio es a través de “dos serpientes enfrentadas”. En lo profundo, todo el viaje de Escorpio es darse cuenta que las “dos serpientes enfrentadas” son, en realidad, una sola serpiente con dos cabezas: la vida en sí y la conciencia, la serpiente luminosa y la serpiente oscura. Estas dos serpientes entretejen todo.

 Sabemos que “muerte” y “sexualidad” están asociadas desde la pulsión inconsciente y desde la potencia creadora. De hecho cuando un niño nace, “muere” a su vida uterina y atravesando la zona genital de la madre renace a una nueva vida. Muerte, sexo, renacimiento y acto creador están íntimamente relacionados. Escorpio disfruta e el fondo de todo acto destructor, de toda “muerte” ya que sabe en el fondo que eso significa la liberación de una enorme energía que posibilita el despliegue de creatividad y la creación de nuevas formas.

Ya que la naturaleza de Escorpio “sabe” inconscientemente que todo es vida/muerte/renacimiento la dificultad psicológica que suele tener es la de entregarse conscientemente a éste movimiento inevitable, entonces lo que hace es ponerse muy controlador, lo cual es todo lo contrario a su energía.

El dolor, la energía de la sexualidad, el poder de la sexualidad, el poder en general, los estados más allá de la conciencia son todos temas muy escorpianos.

Mientras que los otros signos pueden tender a negar el dolor, Escorpio lo ve. Justamente la organización psíquica de Escorpio es estar atento a lo negado. Así como Virgo está organizado para ver ver “en grilla”y detectar inmediatamente cuando algo se sale de la clasificación, Escorpio ve lo negado, está hecho así, más o menos oncientemente. Cuando, por ejemplo, Libra invita a tomar el té, estando todo perfecto, habiendo un clima delicado en el que todos se sonríen, el instinto de Escorpio le hace “ir a mirar debajo de la alfombra” porque “basura tiene que haber…”. Esta es una persona cuya manera de ser es “ir a mirar lo que los demás tapan…”.

En Escorpio algo es real solo si está presente lo negado. Esa es la energía de Escorpio, hacerse cargo de eso. Otros verán su energía como destructiva, sin embargo su energía tiene que ver con producir ese encuentro entre fuerzas antagonistas. No excluir nada. Para Escorpio el enfrentamiento y la aniquilación tienen una función maravillosa. Lo Escorpiano es ver la belleza de la aniquilación.

Es común encontrarse con personas escorpianas con mucho poder, mucho magnetismo, mucha capacidad de decisión, mucha acción. Son personas con características más bien introvertidas, observadoras: personas que toman un poco de distancia y “observan”. Así como a Libra lo reconocemos por la sonrisa, a Escorpio lo vamos a reconocer por la mirada: es muy penetrante, casi inconfundible, misteriosa…

Escorpio tiene una captación muy fina del estado de ánimo de los demás, sea consciente o no de ello. Y como en este estadio de su energía, suele ser una persona manipuladora y controladora (hasta tanto no aprenda a entregarse a su energía), ustedes van a ver que lo más común en Escorpio es que hiera a los demás golpeando en el lugar que más duele.

Toda persona de Escorpio es una persona de “agua” y por lo tanto, es extremadamente sensible y extremadamente empática pero también empatizan justamente con aquellas emociones oscuras que los demás desconocen que tienen o que ocultan deliberadamente. La función de Escorpio es darles cauce a esas emociones, y a veces son dolorosas, molestas, dañinas.

Una analogía podría ser la de un forúnculo cargado de pus: Escorpio aprieta para ayudar a que aflore la pus y así comenzar con el periodo de curación y “cicatrización” de la zona afectada. Escorpio provoca el drenaje de todo lo sucio para facilitar la sanación.

 Dolor y curación

Escorpio es el signo del dolor y de la curación. Escorpio primero infringe dolor, luego padece dolor, se lastima a sí mismo, y finalmente, cura.

Este es el signo de la curación: donde hay dolor, allí va Escorpio a liberarlo. Como no le tiene miedo al dolor, es el signo que más se puede estar en la presencia del dolor. Este será el “médico”, el “cirujano”, el que asiste en terapia intensiva, oncología, etc. Así, Escorpio es un experto en dolor y en su curación. Aquí también encontraremos al “psicoanalista” que sabe que, aunque al otro le duela, mejor que duela ahora y no después. Es este el punto en el que la sabiduría del dolor comienza a tener un sentido profundo.

Entonces, Escorpio se dedica a liberar dolor, aunque a veces provocándolo.

En el cuerpo Escorpio rige todo el sistema excretor y todo el sistema reproductor, nuevamente vemos aquí la dualidad escorpiana. La muerte y la vida.  

“Para crear y liberar, primero hay que eliminar…”

 Un movimiento básico de la persona escorpiana es que va a sentirse “mala” y va a querer hacer cosas para ser “buena” y esto lo pone en lucha. Se siente diferente, y para poder resistirlo muchas veces acumula poder. Escorpio se siente atraído por lo misterioso y se va a ver atraído por resolver su propio dilema. Entonces, el Escorpio estratega y controlador, va a ir hacia el “investigador”. Necesariamente Escorpio investiga. El rango de arquetipos van desde el “espía” hasta el “científico”. Ahora en la medida en que comienza a investigar, se va a sentir cada vez más atraído por los misterios del alma humana.

 Es común que en los estadios más bajos de la energía escorpiana la persona se llene de culpa pensando que hay algo malo en ella, y se reprima controlando sus impulsos y mostrando una máscara. Este mismo control lo ejercerá sobre los demás. Más adelante, en su camino de integración y comprensión de su propia energía, se irá abriendo a sus pulsiones y sombra permitiendo su integración con los aspectos en luz de su conciencia, logrando as  madurez energética capaz de canalizar su energía sanadora allí donde ésta haga falta que será allí donde está el dolor.

 Temas escorpianos son:

La sombra, la muerte, el sexo, el poder, el dolor. La curación.

 Arquetipos escorpianos:

Brujas, hechiceros, espías, científicos, psicólogos, bioenergetistas, quiroprácticos, médicos, cirujanos, asesinos seriales, bomberos, rescatistas de catástrofes, etc.

 Notas Recomendadas:

ARIES

TAURO

GEMINIS

CANCER

LEO

VIRGO 

LIBRA

 

 

Luna Nueva en Virgo del 1° de Septiembre

Comenzar el mes de Septiembre con un Eclipse Solar en Virgo y Mercurio estacionándose retrógrado también en Virgo, es realmente un recomenzar lento, con algunos inconvenientes y con muchas revisiones a todo nivel. Habrá que redefinir, reestructurar, repensar, redirigir… Este es el mensaje de los planetas retrógrados y muy especialmente de Mercurio, por ser el que hace 3 ó 4 retrogradaciones al año.

 Virgo nos habla de los detalles, de los diferentes métodos y técnicas que podemos usar para realizar un trabajo. Nos habla del orden, de métodos, de sistemas. Aunque también, paradójicamente, nos habla de esa sensación de que a pesar de todos los métodos, teorías, sistemas, orden y control que deseemos aplicar a la vida, existe algo más allá de nuestra voluntad que es incontrolable: la vida misma, ese Gran Misterio. Por eso Virgo también nos habla de Fe. La Fe en algo superior que ninguna teoría es capaz de explicar pero que sin embargo es inmanente a todo lo que existe. Fe en que lo que no salga en este momento, por algo será. Estos planetas en aspecto durante este periodo nos invitan a tener fe, confiar en nuestros sueños, trabajar duro para concretarlos y saber despedirnos de aquellos que carecían de auténtico valor o de sentido común y colectivo.

 Esta Luna Nueva o Eclipse Solar ocurre el 1 de Septiembre, a unos 9º Virgo 21′, la última que tuvimos un eclipse en estos mismo grados, fue hace 19 años en un 1 de Septiembre 1997.

Esta lunación en particular, forma una oposición a Neptuno y cuadratura a Marte-Saturno, que todavía están juntos en Sagitario. Por tanto, la cuadratura Neptuno-Saturno, que se forma exacta por última vez el 10 de este mes, en los signos de Piscis-Sagitario. Es un momento en el cual deberemos resetear proyectos que quedaron estacionados o demorados. Este bloqueo o demora empieza a ceder  y es quizás a partir del día 10,  o mejor después del 22, cuando Mercurio se estaciona directo, que comenzaremos a ver con más claridad, cómo materializar los proyectos que habían quedado suspendidos en el tiempo sin concreción.

Saturno nos muestra cuales son los recursos que necesitamos conseguir  para llevar a cabo nuestros proyectos. Saturno nos confronta con la realidad y con sus limitaciones pero también nos muestra el camino para superarlas. Saturno nos baja a tierra, nos obliga a anclar, a poner los pies en la tierra y a concretar.

Este será un periodo para plantarnos y elegir proyectos realizables y olvidarnos de sueños descabellados y quijotescos. Saturno nos obliga a usar el sentido común, la lógica y los recursos reales con los que contamos. Nada de “sueños de Ícaro” ni de fantasías de éxitos rotundos. Saturno nos invita a concretar de manera humilde (Virgo), austera y sin estridencias aquellos proyectos posibles que quedaron pendientes y que tenemos la posibilidad a partir del 22 de septiembre de materializar.

Normalmente las demoras o trabas que nos impone Saturno son las “oficiales”, es decir, conseguir una licencia de apertura, un permiso para trabajar, una licencia para construir una casa, para llevar una actividad comercial, un título necesario para poder desarrollar un trabajo, una vocación. A medida que esta cuadratura se vaya desvaneciendo hacia final del año, y Saturno se acerque poco a poco al trígono con Urano que estará exacto justo para fines de Diciembre, entonces, encontraremos la forma de que lo “oficial” funcione más a  nuestro favor.

A un nivel más profundo esta cuadratura, nos confronta con las limitaciones de nuestro condicionamiento familiar o cultural, y la necesidad de abrirnos a otras formas de pensar, para encontrar otras soluciones a problemas a los cuales parecemos estar atados. Nos confronta también con nuestro padre interno y con las distintas formas de autoridad para entender su rol dentro y fuera de nuestra consciencia.  Por otro lado Neptuno nos conecta con todas las formas de la ilusión, los sueños, los mitos y la mentira. Neptuno rige al inconsciente colectivo, los arquetipos y todo ese mundo “mágico” en el cual es imposible trazar una línea para determinar donde termina la ilusión y donde comienza la mentira. Justamente va a ser con ésta cuadratura  Saturno-Neptuno que vamos a vernos obligados a confrontar nuestros sueños para discernir cuánto de fantasía ilusoria hay en ellos, cuánto de autoengaño y cuánto de posibilidad real de concreción. Van a ser momentos para confrontar nuestras propias mentiras, nuestras propias ilusiones y las maneras que tenemos de engañarnos a nosotros mismos. La cuadratura de Saturno en conjunción con Marte nos ayudará a cortar drásticamente con las fantasías e ilusiones estériles, y nos invitará a concretar lo humanamente “concretable”.

En este periodo Saturno nos obligará a madurar y a responsabilizarnos por nuestros sueños y por las acciones que llevemos a cabo para materializarlos. Todo esto se verá apoyado por la conjunción Mercurio-Júpiter en Virgo que se forma  justo cuando Mercurio comienza su retrogradación y que nos habla de expandir nuestra mente, y ponernos en contacto con el servicio que todos podemos realizar hacia los demás. La verdadera vocación es siempre una vocación de servicio, y la conjunción Júpiter-Mercurio nos iluminará esta verdad.

Esta última conjunción (Júpiter –Mercurio en Virgo) nos pondrá sobre el tapete temas relacionados con las “formas de aprender y de enseñar” a las que estamos acostumbrados. En este periodo notaremos con más claridad las múltiples y continuas maneras que tenemos de aprender de otros y de enseñar a otros, como parte de un proceso natural del que todos somos parte. Periodo de captar con extrema claridad que la Vida es una Escuela, y que todos somos alumnos y maestros al mismo tiempo, y que estamos aquí para concretar nuestros más elevados sueños, de manera responsable y consistente y siempre al servicio del bien común. Los proyectos que en este periodo se nos caigan, será porque no pasaron “la prueba de la realidad” que nuestro gran maestro Saturno nos obliga a atravesar. Aquellos proyectos y sueños que se concreten lo harán de manera sólida y perdurarán en el tiempo. Sueños y proyectos altruistas anclados en la realidad son los que tendrán viabilidad en este periodo.

 El 9, Júpiter finalmente deja Virgo e inicia su camino por Libra hasta el 10 de Octubre del 2017…

 

Luna Menguante en Géminis del 25 de Agosto

El Jueves 25 de Agosto la Luna Menguante estará en el signo de Géminis.

Este aspecto lunar afecta a los papeles, los contratos, los estudios, las comunicaciones, las ventas, los viajes cortos. Si la Luna está creciente la influencia es positiva en lo que concierne al inicio de nuevos proyectos o relaciones; si está menguante es negativa en lo que concierne al inicio de asuntos, no es tiempo de iniciar, es tiempo de revisar y descartar, de hacer limpieza de aquello que hay que emprolijar en nuestras vidas.

Esta Luna menguante simboliza retrasos, demoras y trabas en la ejecución de todo lo relacionado con proyectos nuevos. Es bueno sin embargo para cerrar asuntos pendientes y darlos por terminado.

 Durante este periodo se hablará mucho pero se consolidará poco. Existen muchas influencias externas afectando a todo el evento. La energía geminiana nos invita a comunicarnos, a vincularnos, a transmitir y recibir información, a reírnos, a interactuar superficialmente, a hacer contactos. Sin embargo, esta Luna Menguante hará que dichos contactos establecidos en este periodo tengan corta vida o no sean del todo fructíferos.

Cuando la Luna está en Géminis es habitual vivir cambios de ánimo abruptos. La flexibilidad, la adaptabilidad y el cambio son cualidades propias del signo, y llevado a este periodo de tiempo, impregnará con estas características las situaciones que nos toquen vivir en este momento.

Consejos para transitar con calma este periodo…

 A medida que la Luna mengua los proyectos (sobre todo proyectos amorosas recientes), corren el peligro de hacerlo con ella. Conviene ser prudentes. Es un momento para la quietud y la calma. Para revisar papeles, recopilar información, ordenar documentos, etc  No es tiempo de actuar, sino de tirar aquellos papeles que estorban, caotizan nuestro ambiente y nos distraen de lo importante. Es un buen momento para limpiarnos tanto por fuera (nuestro espacio de trabajo y hogar) como nuestra mente de pensamientos y creencias que deben caducar para dar lugar a nuevos paradigmas más positivos.

 Es un tiempo para reorganizarse y proyectar. Es un buen momento para reflexionar sobre lo actuado, conversado y concretado. Es un alto en el camino. Momento para podar lo que no sirve y darle más fuerza a los proyectos futuros que sean nutritivos para nuestro crecimiento personal.

También es un periodo ideal para comenzar una dieta depurativa o adelgazante. El organismo resistirá mejor y obtendrás mejores resultados más rápidamente.

Es un tiempo favorable para iniciar tratamientos médicos (no estéticos) que apunten al reestablecimiento de la salud. Bueno también para operaciones quirúrgicas.

 No es un tiempo para sembrar, es un tiempo de “poda”. El signo de Géminis nos propone jugar, divertirnos, ir al cine, disfrutar de pasatiempos, de recreos. Tomarnos un “impasse” dentro de la vorágine de nuestras vidas para divertirnos y permitirnos ser un poco banales.

Si te cortas el cabello en este periodo crecerá poco pero más fuerte. Es buen momento para trasplantar plantas. Buen momento para redecorar tu hogar.

Esta fase de la Luna representa un periodo final y el inicio próximo de una nueva etapa. Puede que termines algún trámite, que firmes un divorcio, que vendas tu casa ya que significa el final de un ciclo y el comienzo de otro en tu vida.

Recomendados:

ARIES

TAURO

GÉMINIS

CÁNCER

LEO

VIRGO

Estamos viviendo una crisis de crecimiento

La Astrología:  una percepción de la realidad como vínculo