GÉMINIS

GÉMINIS

¿Cómo es Géminis?

Son muy sociables, adaptables y curiosos. Muy abiertos a los estímulos externos y muy cambiantes. No son lineales, son bastante dispersos. Necesitan estar en muchas cosas al mismo tiempo. No se le puede pedir a un géminis que se concentre porque su naturaleza es justamente buscar variantes. Puede pensar en muchas cosas al mismo tiempo y además, cualquier estímulo dispara en ellos una multiplicidad de cadenas asociativas, tanto mentales como fácticas.  A Géminis le gusta, en el plano muy concreto y de los hechos, ser estimulado y estimular para divertirse, experimentar, probar variantes. De este modo, resulta difícil aburrirse con Géminis. 

Si le preguntamos a un Géminis qué libro está leyendo seguramente nos contestará que siete u ocho al mismo tiempo.  Hace “zapping”. Es decir, la “simultaneidad” es prerrogativa geminiana.

Otra cualidad es la “versatilidad”: le encanta aprender, ama aprender cosas nuevas, es básicamente curioso. Por eso es muy difícil que Géminis pueda definirse a sí mismo desde un solo punto. A lo largo de su vida suele pasar por distintos trabajos, disciplinas, estudios, conectando cosas que a los demás les resultan imposibles de asociar. De allí, a Géminis se lo puede juzgar de ser “contradictorio”, pero para él lo contradictorio no representa ningún problema. Justamente lo geminiano establece puentes en la naturaleza, su modo de ser es hacer puente.

A Géminis no le gusta perderse nada y quiere estar al tanto de todo. Le gusta circular, comunicarse, tener muchos grupos de amigos. La profesión de “viajante de comercio” es bien geminiana: se mueve continuamente y tiene la capacidad de “venderle cualquier cosa a cualquiera”, ya que percibe enseguida lo que le gusta al otro. El “comerciante” es paradigma de Géminis, porque es un intermediario (puente) entre el que produce y el que necesita ese producto. 

El “teléfono” es bien Géminis: un sistema de comunicación. Géminis vive de la comunicación, porque lo suyo es comunicar. Como el “telèfono” puede cambiar con quien se comunica, pero siempre sigue comunicando.

A diferencia de la energía ariana, Géminis no es de iniciar procesos, sino que es mejor para continuar procesos o proyectos ya iniciados y comunicarlos. No es una energía pionera, sino que es la que esparce lo que ya es y necesita difusión. 

Deja un comentario